Matrix - Generación Y

Generación Y es un Blog inspirado en gente como yo, con nombres que comienzan o contienen una "i griega". Nacidos en la Cuba de los años 70s y los 80s, marcados por las escuelas al campo, los muñequitos rusos, las salidas ilegales y la frustración. Así que invito especialmente a Yanisleidi, Yoandri, Yusimí, Yuniesky y otros que arrastran sus "i griegas" a que me lean y me escriban.

Matrix

 

matrix.jpg

No te has tomado la píldora roja ni la azul… pero hoy te levantaste y la realidad te parece puro decorado. Revisas el periódico para quitarte ese sabor a cosa apócrifa y confirmas –al leer el Granma que lo ficticio está oficialmente instituido.

Licenciada en Filología, periodista por vocación e informática por pasión, trato de narrar la realidad de Cuba en este blog. Vivo en La Habana y espero que un día la libertad y el respeto a los derechos humanos se instalen definitivamente en nuestra Isla.

Facebook Twitter LinkedIn Flickr YouTube Vimeo Skype Xing 

Normas para comentar:
  • Este es un espacio para debatir con respeto y civilidad sobre Cuba.Por esa razón, serán borrados los comentarios que contengan injurias a cualquier persona, incitación o apología de la violencia, así como aquellos comentarios que desvíen el debate hacia discusiones sobre política interna de otros países. Por tratarse de un fraude, se excluirá los comentaristas que usurpen la personalidad de otros.
  • Para evitar la invasión de spam en los comentarios, aquellos textos que contengan más de dos enlaces pasarán a moderación hasta tanto se verifiquen las páginas web recomendadas en él.
  • Los filtros de Wordpress borrarán automáticamente todos aquellos comentarios que contengan palabras obscenas o textos repetidos. No se podrán publicar comentarios que no usen el alfabeto latino.
  • Si se quieren agregar largos documentos para apoyar un comentario, lo mejor será escribir solamente el enlace a la página web donde se puede leer el texto del mismo.
  • Se recomienda enfáticamente no incluir comentarios escritos todos en mayúsculas, pues se considerará como un grito o un alarido.
  • No se aceptarán como nicks nombres de personalidades conocidas o deformaciones vulgares de estos nombres, nicks de connotación sexual o con palabras vulgares. Asimismo, se ruega elegir gravatars que no ofendan las buenas costumbres o las creencias religiosas de otros participantes. Los moderadores podrán borrar los nicks o gravatars que no se ajusten a estas reglas.
  • Comentar

    Puede usar estas etiquetas HTML

    <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    5.340 comments to Matrix

    Pages: [57] 56 55 54 53 52 51 50 49 48 471 » Mostrar todos

    1. MJP
      junio 28th, 2008 at 18:35

      ENGLISH TRANSLATION

      Matrix
      Written by: Yoani Sanchéz in Generation Y, April 20, 2008

      You have not taken the red pill or the blue… but today you get up and reality appears purely decorative. You review the newspaper to rid yourself of this false taste and you confirm – on reading Granma – that fiction has officially become fact.

    2. Bonny
      junio 22nd, 2008 at 12:40

      Muy de acuerdo estoy con usted en lo de amar a Cuba y a su pueblo. Los paises y los pueblos no tienen la culpa. Son los gobiernos.
      Hace 50 años un gobierno se adueño de Cuba, se apodero, la secuestro. Contra eso estamos los cubanos libres.
      La Patria es de todos. Dijo Jose Marti, nuestro heroe nacional. Pero los “dueños” de la Cuba de hoy te dejan sin patria si estas en contra de ellos.
      Nosotros, los cubanos, queremos a Cuba; lo que no queremos es a quien manda en Cuba.

      Y aprendete esta: el unico embargo que hay en Cuba es el que le ha impuesto el gobierno cubano a su pueblo.

      La gran mentira, la gran falacia es el argumento del embargo norteamericano. Yo pregunto: es EEUU el unico pais en el mundo? Que hay de las relaciones economicas con el resto del mundo?
      Cuba se jacta de que EEUU esta solo en el bloqueo. Entoces el resto del mundo esta ayudando y se relaciona con Cuba, porque entonces Cuba esta subdesarrollada.
      Despierta amigo, asi tienen dormidos a mucha gente. Asi justifican la incompetencia y la ineficiancia de un sistema que ha quebrado por su propio peso.
      Ese es el unico problema de Cuba. Su sistema politico que como lo ha demostrado la practica no sirve para nada.

    3. pippo
      junio 22nd, 2008 at 03:20

      Soy italiano
      ¡Trabajar para mejorar Cuba es justo y necesario!
      ¡Trabaja para desarticular y destruir Cuba es de viles!
      ¡Yo Amo Cuba, su pueblo que tiene poco iguales en el mundo!
      Pueblo orgulloso, capaz de superar 50 años de embargo con dignidad, ningunos otro pueblo al mundo ha logrado nunca.
      Ningún país al mundo ha resistido nunca mucho al odio de un Imperio cercano sólo 70 millas
      No me gusta cuando siento Cuba denigrar.
      Por favor amate el vuestro País más de lo que yo lo Amo que soy italiano.
      Yo tengo 58 años, no trabajo más, y deseo de todo corazón trasladarme no a Cuba como turista pero para siempre como ciudadano cubano.
      Vosotros todavía sois un pueblo verdadero que vivas, sufre, desea, alegre, soporta y se rebela, tenéis esperanzas.
      En el resto del mundo hay países mucho más pobres o mucho más ricos.
      En aquellos más pobres sólo hay desesperación, en aquellos más ricos un sólo Dios: el dinero y el hombre no tiene ningún valor.
      LA PRESENCIA DE ESTE SITIO SOBRE INTERNET MI LLENA DE ALEGRÍA, PORQUE SIGNIFICA QUE A. CUBA SE PUEDE ESCRIBIR Y DECIR EN LIBERTAD
      El gobierno cubano podría en cualquier momento oscurecer el sitio como hacen otros gobiernos, americano incluido que oscurece los sitios árabes anti americanos.
      Quien es huido en Florida para enriquecerse, para traficar con la mafia americana, para servir el CIA, quién defiende los muchos Posada Carrilles, no soy dignas de hablar en el nombre de Cuba.
      Yo espero que los cubanos huidos por motivos políticos puedan regresar, no los delincuentes y los mafioso que son muchos y que en Florida hacen asuntos con droga, terrorismo, mafia y empujan el gobierno americano a mantener el embargo.

      ¡EN ESTOS DÍAS LA COMISIÓN EUROPEA HA DECIDIDO SACAR DEFINITIVAMENTE CADA FORMA DE EMBARGO A. CUBA!!!

      Justificációnme si uso mal la lengua española

    4. pippo
      junio 21st, 2008 at 02:01

      Indudablemente el interés americano por Cuba, no es para ayudar a los cubanos, ne ayudar los cubanos de Florida a regresar a Cuba, el interés americano es colonizar Cuba.
      Ahora Los americanos están perdiendo amigos en todo el sur america.
      Perdido el Brasil, perdida la Argentina, perdido Venezuela, perdida bolivia, perdido l.Equador, casi perdido el Paraguay,………
      Éste es el momento que Cuba puede cambiar con sus fuerzas, ayudadas por el europa, y de los amigos que tiene en todo el mundo.
      Los países sur americanos pueden ayudar mucho Cuba, porque Cuba puede ayudar el sur america con su cultura, inteligencia, salud, escuelas, deporte,…. cosas que los otros no tienen
      Los americanos no ayudan a nadie.
      No han ayudado Vietnam, no han ayudado Panamá no ayudan Irak, no ayudan el Afganistan, no ayuda Palestina, no África, no Birmania, dónde les van llevan guerras.

    5. Cubano Exilado
      junio 6th, 2008 at 06:45

      La amnesia del Vaticano

      MARIA C. WERLAU

      La reciente visita a Cuba del cardenal Bertone, secretario de Estado de la Santa Sede, deja claro nuevamente que el Vaticano peca de un profundo y siniestro olvido ante los crímenes del castrocomunismo. Entre innumerables aberraciones se destaca el silencio de la Iglesia Católica con respecto a los fusilamientos y asesinatos o los largos y viles encarcelamientos de líderes religiosos católicos y de otras denominaciones. Pero un incidente en particular llama la atención por ser la nunciatura en La Habana, sede diplomática del Vaticano, el escenario que dio pie a una gran injusticia. Con el caso de los hermanos García-Marín Thompson, fusilados de 21, 25 y 19 años respectivamente, se escribe uno de los capítulos más infames de la historia de una Iglesia Católica que rehúsa denunciar los atropellos de la dictadura castrista. La triste historia emerge de informes de organizaciones internacionales y el desgarrante testimonio de Ricardo Bofill, uno de los fundadores del movimiento de derechos humanos de la isla, quien sirvió prisión con los hermanos y los acompañó hasta su noche final.

      Los hermanos Cipriano, Eugenio y Ventura García-Marín Thompson fueron fusilados en 1981 en la prisión-fortaleza de la Cabaña, en La Habana, meses después de su captura en un intento de salida del país, lo que no es ”ilegal” en casi ninguna parte del mundo. De procedencia muy humilde, eran miembros de los Testigos de Jehová, congregación muy perseguida por el gobierno cubano por someterse sólo a Dios. Al menos uno había sido preso político, pero los tres habían recibido varias advertencias de que serían encarcelados por violaciones a la ”ley de peligrosidad”. Después de intentar el asilo político en la embajada del Vaticano durante varias semanas, el 3 de diciembre de 1980 los tres hermanos junto a dos hombres y tres mujeres forzaron la puerta de la Nunciatura y solicitaron asilo. Horas más tarde, un equipo elite de tropas especiales del Ministerio del Interior asaltó la embajada. Curiosamente estaban al mando del coronel Antonio de la Guardia, quien años después fuera fusilado por el mismo régimen al que servía entonces, el monstruo que devora a sus propios hijos.

      Todos los refugiados fueron apresados y los hermanos llevados a la sede de Seguridad de Estado en Villa Marista. Allí trataron de obligarlos a filmar un video inculpándose con falsedades, a lo cual se negaron valientemente. Después de un juicio sumarísimo, el fiscal Carlos Amat les anunció sentencia de muerte, acusados de haber matado a un empleado cubano de la embajada. Una madrugada meses más tarde, las autoridades de La Cabaña, donde habían sido encarcelados, sacaron a los tres de sus celdas y se presume que fueron fusilados, aunque nunca se confirmó su suerte o paradero.

      El gobierno cubano sostuvo que los refugiados estaban armados con una pistola, pero varios testigos insistieron que estaban desarmados y así lo aseveraron los tres hermanos hasta su día final. Luego se supo que el supuesto muerto, quien trabajaba en la embajada bajo contrato de la empresa estatal CUBALSE, era agente de la inteligencia cubana. Había usado sangre falsa para efectuar el plan ingeniado para entrampar a los refugiados. Después de su supuesta muerte, se comprobó que vivía muy saludable en el reparto Fontanar de la Habana. Los otros refugiados fueron sentenciados a prisión entre 15 a 25 años, pero puestos en libertad ocho años después cuando el caso recibió atención internacional. La madre de los tres jóvenes también pagó con años de prisión política.

      En 1988, un equipo enviado a Cuba por la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en una misión histórica, tomó el testimonio de la señora en la residencia del embajador de España. Se vieron forzados a esta inusual cita luego de que el gobierno cubano le prohibió asistir a las vistas oficiales de la Comisión en el Hotel Comodoro de La Habana. En los años noventa, el relator especial para Cuba de Naciones Unidas, Karl John Groth, pidió sin éxito al gobierno cubano en varias ocasiones que le devolvieran los restos a la familia. La madre murió en 1992 aún clamando ”los huesitos” de sus hijos para su entierro digno.

      La acción del gobierno cubano, acostumbrado a tales excesos, no sorprende especialmente meses después del éxodo del Mariel. Pero sí deja mucho que desear la Iglesia, supuesta protectora de los necesitados, aparte de que fue su sede diplomática la violada. Existen versiones encontradas sobre si el nuncio dio o no permiso al gobierno cubano para penetrar la sede y llevarse a los refugiados. Lo que está muy claro es que posterior a los hechos la Iglesia hizo mutis y sigue sin condenar este y muchos otros crímenes contra el pueblo de Cuba.

      Dtora. ejec. Proyecto Verdad y Memoria de Archivo Cuba
      Maria C. Werlau
      Directora Ejecutiva
      Archivo Cuba
      P.O. Box 529
      Summit, NJ 07902 U.S.A.
      Tel. 973.701-0520
      http://www.ArchivoCuba.org

    6. Leo
      junio 4th, 2008 at 16:53

      He aqui un poco de la sabiduria de mi padre: “La única verdad que dice el Granma es la fecha” jajajaja

    7. Enrique Teutelo
      mayo 30th, 2008 at 16:20

      (Aclaracion personal e historica, ademas, un articulo de Cubaencuentro)
      ==============================================
      Washington, como siempre celoso de sus intereses e inmerso en la Guerra Fria de los 70 y principios de los 80, comienza a ver con preocupacion el factor de desestabilizacion que podria generarse en el Caribe anglo, con la creacion de movimientos de izquierda y otros de tendencia radical. Bishop comienza a aliarse con movimientos Pro-Moscu-Habana en varias de esas Islas, incluida Jamaica ( demasiado cerca a la tranquilidad costera de los EEUU )

      Bishop ademas, tambien comienza a jugar a la politica de los intereses, coqueteando con lideres radicales de la zona, esperando tener una mejor reparticion a la hora de una revolucion. Si, una revolucion. Granada habia recibido el apoyo de la Habana para crear un foco rojo en el Caribe, partiendo del liderazgo de Bishop, sus relaciones, su trasfondo intelectual y sus ya constantes contactos con lideres de la zona.

      El nuevo aeropuerto, demasiado grande para las necesidades de la Isla, fue la ultima gota. Aviones espias USAF no demoran en descubrir un amplio despliegue militar cubano en la pista, lo cual en realidad no era mas que preparar dicho aeropuerto para operaciones militares. Para ese entonces, la Habana, ademas, ya mantenia estrechos vinculos con la droga colombiana a traves de su embajada en Bogota. ( Un escandalo que luego estallo )

      La 82 y la 101 son enviadas a Granada y se produce la llamada ocupacion: un golpe para un golpista. Con Bishop sucede lo mismo que con Allende: se dice que murio, que lo “murieron” sus rivales del gobierno o que se suicido. De cualquier modo, tambien tenia en su poder un AKM 47 regalado por el abuelo Castro.

      Por la parte cubana, la mision cubana militar, estaba encabezada por el Coronel (de raza negra) Pedro Tortolo Comas ( muchos me preguntaban si era mi padre, tambien Coronel del Ejercito cubano ) y como somos de crueles en nuestros años de secundaria, otros tantos hacian mofa de que “…ya quisiera yo que mi padre fuese ese heroe……” algo de lo cual yo luego respiraria tranquilo y dire porque.

      (De hecho, Tortolo, fue la deformacion ortografica a mi apellido original, los Teutelott de Francia, colonos cafetaleros del Oriente de Cuba, que otorgaron dicha variacion del apellido a los esclavos libertos en el siglo 18 o 19 )

      Aun suena en mis oidos las palabras del personajillo Manuel Ortega, de la TV cubana, diciendo que “…ante la agresion imperialista a la hermana Granada, nuestro companero Coronel Tortolo, envuelto en una bandera cubana, se inmolo por la patria….”

      Suicidio patriotico: de eso nada…….Dias despues, la TV cubana mostraba un avion de Cubana de Aviacion, del cual bajaban, ventilador en mano, TV en la otra, los miembros de la Embajada Cubana en Granada, los cuales repartieron el escape entre la Embajada sovietica y el Nuncio Apostolico. Entre ellos, vivito y coleando, Tortolo Comas, quien dijo al Castro en la escalerilla del avion: “Mision Cumplida”.

      Cual mision?, Suicidio, mentira, traicion a lo Guevara en Bolivia? Dias despues, la Habana cruel y jodedora acuñaria la frase, “..si quiere correr veloz, use tennis Tortolo..” ( por eso digo que no envidio que me hubiese confundido el apellido desde un inicio, fue una epoca negra para ese negro Coronel )

      Donde se desmorono la mentira de la TV cubana? En una entrevista, en un Hospital habanero a un sobreviviente de la ocupacion, el tal albañil cubano de apellido Manduca, relatando como “…las esquirlas del concreto me nublaron la vision y perdi el conocimiento, cuando volvi en mi, Tortolo ya no estaba a mi lado…..”

      Si fue asi o no, nosotros, los cubanos de a pie, aun no sabemos. Pero la burla fue grande para Castro, quien envio a Tortolo, degradado a soldado, para Angola. Alli, no obstante, tengo entendido que fue tratado con respeto e hidalguia por su tropa, jamas como soldado. Al regresar a Cuba, hace ya años, podia versele, a bordo de su diminuto y desvencijado Fiat polaco Polski, trabajando en un edificio de la Filmografica de las Fuerzas Armadas, en la Avenida Santa Catalina, en el Reparto Santos Suarez.

      Hoy en dia, no se que sera de Tortolo. Pero Bishop, golpista y peligrosamente revoltoso, debe pertenecer a la categoria de personas en que se tiene a Castro, a Ortega, a Handal, a Jesse Jackson y ahora, al binomio Correa-Chavez.

      =============================================================

      CUBAENCUENTRO.COM

      La mordida del tigre: ¿Inmolarse o vivir? El coronel Pedro Tortoló demostró que las órdenes de Castro son transgredibles, sobre todo si atañen a un holocausto.
      MIGUEL CABRERA PEñA, Santiago de Chile

      Morir resulta un suceso efímero, un instante en que el hombre como ente biológico da una vuelta y termina –quizá– de cabeza en la nada.
      Pero vivir con el baldón de cobarde en una sociedad tan machista como la cubana, andar en boca popular, protagonizando burlas y chistes, es peor que morir, mucho peor. Y Pedro Tortoló Comas sufrió –sufre– una de las más terribles construcciones de la realidad y de la historia que ha urdido Fidel Castro.

      En octubre pasado se cumplieron 20 años de la invasión norteamericana de Granada, un capítulo más de la guerra fría. La verdadera historia del tema, empero, está por hacerse, particularmente en Cuba. En un país donde el ayer se mitifica, se selecciona y se empuja como un todo hacia el futuro, a un lego llamaría la atención que no se hayan dedicado las parrafadas que, para mantener en el tintero otros sucesos del pasado, acostumbra la prensa nacional. En su actuación en Granada acumuló Fidel Castro, en pocos días, la más numerosa cifra de errores consecutivos de su biografía.

      El ejemplo del detalle es inhábil a veces. Para algunos expertos la primera equivocación de Castro con respecto a Tortoló fue designarlo para liderar una resistencia en Granada que no le avenía. El entonces coronel y jefe del Estado Mayor del Ejército Central, era un militar que se había graduado en la academia soviética. Su especialidad eran las agrupaciones de tanques y en esta arma peleó en más de una batalla “internacionalista”.

      La fractura política, social y moral que en octubre de 1983 afectaba a Granada, el asesinato del primer ministro Maurice Bishop y varios de sus seguidores, los poco favorables accidentes geográficos y la pequeñez del territorio adonde se le despachó, convertían en imposible no sólo el triunfo sino la resistencia. Tampoco existía –por lo dicho y otros avatares– convicción moral para la lucha.

      Algunos entendidos pensaron que lo que necesitaba Castro era un guerrillero muy experimentado, que no faltaba a la sazón entre los militares isleños. De cualquier modo, la práctica en la lucha irregular, por mucha que fuera, tenía asegurada la derrota. Finalmente Castro decidió, en desmedro de otros más expertos.

      Debiera recordarse que el “comandante” se negó a que Ernesto Guevara incluyera entre los hombres que llevaría a Bolivia al hoy general Enrique Acevedo –hermano del general de división y presidente del Instituto de Aeronáutica Civil, Rogelio Acevedo–. La causa de la negativa asombra: los hermanos se querían mucho y la separación sería dolorosa (Secretos de generales). O sea, Castro no envía a cualquiera a misiones suicidas, a pesar de que le había dicho a Guevara que eligiera a sus futuros compañeros de armas.

      El “comandante”, en fin, dio su orden a Tortoló, que si no era el más idóneo para la resistencia de tipo guerrillero sí podía calibrar –como pocos en Cuba– a qué se enfrentaría. A esta decisión añadió el enviarlo cuando ya la invasión estadounidense avistaba las costas granadinas. Dos años antes, como escribió Stephen Zunes (The US Invasion of Grenada: A twenty Year Retrospective), en la base de Vieques, en Puerto Rico, se habían realizado maniobras en las cuales paracaidistas ocupaban sitios claves de la geografía de Granada, apoyados por anfibios de asalto y aviación.

      Desde entonces se maduraban planes bélicos contra un proceso que acabaría destruyéndose a sí mismo. ¿Tenía el comandante una idea real de lo que era la 82 División Helitransportada Reforzada? Este último adjetivo permite sumar a todas las fuerzas armadas de Estados Unidos, incluidas las nucleares. Los efectivos norteamericanos, apoyados simbólicamente por huestes del Caribe oriental, crecieron en pocas horas de 1.200 a 7.000, y continuaron creciendo. Se ha escrito que llegaron a 20.000. Pronto cubanos y pequeños grupos de granadinos fueron rodeados.

      Era la operación más grande del Pentágono después de la debacle de Vietnam. Si Castro pudo equivocarse, Tortoló no. Cálculos de este tipo estaban bien metidos en su especialidad, y él tendría ocasión de comprobar in situ que lo habían mandado a capitanear un suicidio colectivo, sin esperanza alguna. Era una latitud diferente pero un escenario igual, en esencia, a la trampa que había desandado en Bolivia Ernesto Guevara. El error en la designación sería, paradójicamente, un beneficio en vidas conservadas para el país, pues sólo murieron 24 cubanos de un total de 784.

      ¿Quién dice que un grupo de obreros, por el hecho de ser cubanos, lesiona la moral propia y la de su país si se marcha de un lugar que va a ser militarmene invadido por Estados Unidos? Esta fue la principal excusa de Castro para mantenerse en Granada, cuando cualquier gobierno lo primero que exige es la salida de sus ciudadanos de países en peligro de guerra, venga ésta de donde venga. No es tema político, sino humano.

      El tipo de armas que poseían los cubanos, su vejez y el bajo calibre de las mismas serían violines comparadas con la masiva maquinaria bélica puesta en función por el Pentágono. Los isleños, constructores en su mayoría, no contaban con entrenamiento suficiente –ni físico ni en conocimientos– para lo que sobrevendría. Por si fuera poco, debían defender el aeropuerto que estaban construyendo –diría el propio Castro por la televisión–, con lo que se suprimía todo intento de movimiento táctico. Además, Castro expresó públicamente que los cubanos nunca atacarían primero, sino que se defenderían. Al conejo,
      en suma, lo obligaba a esperar la mordida del tigre.

      Si a Tortoló transmitió en privado ideas distintas, Castro mentía, desembozadamente, a Cuba y el mundo. Su subordinado, sin embargo, sería un rehén de tal duplicidad. Como estratega, el “comandante” ha olvidado más de un vez aquel dicho de Lenin en torno a que en una guerra o se avanza o se retrocede, es
      decir, que las medias tintas no existen. Su empantamiento en Angola y el resultado en la isla caribeña son consecuencia de ese olvido.
      Seguramente confundió esta batalla con lo que llama “resistencia” en la circunstancia política cubana. Arduo resulta adivinar dónde se oculta la maravilla de su cerebro de estratega, tan publicitada.

      Es imposible pensar que Castro creyera que los estadounidenses no tomarían el aeropuerto por la sencilla razón de que había allí un grupo de hombres dispuestos a la muerte secuaz en observancia de la promesa pública del caudillo. Tal conjetura se estrella contra el hecho incuestionable de que la toma del aeropuerto constituía uno de los objetivos primordiales de la invasión, que la Casa Blanca miraba como una escala para el trasiego de tropas y armamentos hacia distintos confines.

      La historia colocó a Tortoló delante de un cruce de destinos, persuadido como estaba del crimen que implicaba proseguir el combate. De continuar la resistencia, exponía a sus compatriotas a ser víctimas de una carnicería total, que era lo que deseaba Castro: la inmolación. De quedarse en semejante ratonera, si no moría a mansalva, obligatoriamente sería tomado prisionero, con todo lo que eso significaba para un oficial de su cargo y jerarquía. Decidió
      entonces burlar individualmente el cerco y más tarde introducirse en la embajada soviética en Saint George’s.

      Pero si se supone que milagrosamente Tortoló hubiera sobrevivido a la pugna que anhelaba Castro y hubiera conseguido arribar a su país, ¿cuál sería el recibimiento, luego de perder a sus hombres en la encerrona? ¿No hubiera sido de todas formas un jefe derrotado? En este caso, la orden de Castro quedaría meridianamente en entredicho y los “errores” y “cobardías” de Tortoló, esta vez por perder a sus subordinados, se hubieran inventado de igual manera.

      El oficial optó por la honradez militar y humana en tales circunstancias. Difícilmente, por cierto, un hombre de su talento no entrevió al menos, desde el primer instante, lo que le esperaba en La Habana. Pero su imaginación estaba lejos de alcanzar las cimas de la capacidad demoledora de Castro. Un factor a tener en cuenta es que el coronel protagonizó en Granada la acción individual quizá más trascendente de la historia cuartelaria cubana desde 1959. Demostró que las órdenes del “comandante” son transgredibles, sobre todo si atañen a un holocausto. Un día los cubanos le agradecerán en voz alta su lucidez, su conciencia en aquellos instantes. Y la del ex coronel no es precisamente una lección para el pretérito de nuestra historia.

      Aunque las comparaciones pueden lucir a veces como traídas por los cabellos, esta acción evoca la que tomó en Stalingrado el general Von Paulus, quien prefirió poner fin a las hostilidades en lugar de obedecer las órdenes del Tercer Reich, que garantizaban la muerte de decenas de miles de soldados alemanes. Aislado, sin esperanza de mínimos refuerzos, mal armado, sin posibilidad de maniobra, Tortoló estaba aún en mayor desventaja que Paulus, con varios ejércitos bajo su mando.

      Las lógicas militares, por cierto, casi siempre son del mismo corte. Si Berlín le ofreció a Paulus el ascenso a Mariscal de Campo para que insistiera –sitiado, carente de combustible para mover sus blindados y constantemente castigado por la aviación y la artillería soviética– en los combates, Castro compararía en La Habana a Tortoló con Antonio Maceo, convencido de que no se apartaría un ápice de su orden, otra prueba de su incorregible inclinación a disponer de la existencia física de los demás.

      Castro necesitaba la inmolación colectiva porque, por un lado, obtendría una fuerte condena y rechazo en el seno de la comunidad internacional, más allá de la ONU, contra el gobierno de Ronald Reagan, y por el otro, cavaría –como ha dicho un autor– una fosa infranqueable entre cubanos y norteamericanos, y así pondría más odio a reinar; odio que constituye el asiento de su tiranía y la humareda de sus altares.

      Ya se conoce que nunca existió información desde Saint George’s sobre los últimos cubanos que teatralmente murieron abrazados a la bandera nacional. Esta fue idea de Castro, quien redactó en su oficina la falsedad no porque hubiera recibido noticia de tal traza, sino porque esa era su expectativa, según ha dicho Florentino Aspillaga, ex agente de la inteligencia cubana.

      A propósito, no era esta la primera ocasión en que el “comandante” creaba imágenes de parecida naturaleza. A Salvador Allende también se lo ofertó a los cubanos en la Plaza de la Revolución, una década atrás, envuelto en la bandera chilena en sus minutos finales, cuadro que desacreditan los que estaban a su lado y hasta los testimonios menos veraces. Son metáforas recurrentes de su fantasía.

      Resulta sintomático, por otro lado, que Castro advirtiera años después a Sadam Husein –con la intención de persuadirlo para que sacara sus tropas de Kuwait– del poderío militar que Washington desataría contra su régimen. Para hacer más gráfica la advertencia preparó a una delegación que se reunió en Bagdad con su colega, como en crónica elocuente narra Alcibíades Hidalgo. No se le ocurrió antes similar análisis en torno a sus compatriotas en Granada, a quienes situaría en circunstancia inmensamente más comprometida que la de Husein.

      Pero Castro no soporta que lo desobedezcan, y mucho menos de manera pública, en Cuba. El error por no viabilizar la salida inmediata ante la amenaza que significaba la invasión para los constructores, que era la masa fundamental de cubanos en Granada en octubre de 1983 –algo que él mismo reiterara infatigablemente en esos días–, había que subvertirlo, echar las culpas sobre otro, pues, ante todo, había cadáveres de por medio y él no podía ser, de ningún modo, el gestor de esas muertes.

      Si a Tortoló no se le puso en el paredón de fusilamiento, fue porque ya había sangre derramada en un contexto nacional lacerado sentimentalmente y donde una medida de este tipo evidenciaría las verdaderas intenciones. Se tuvo incluso que decretar un día de duelo nacional. Además, la prensa norteamerican no coincidió ni mucho menos en explicar la invasión como una gran victoria militar, sino como un triunfo político, pues era sobradamente conocido que las fuerzas en la liza eran muy desiguales.

      Teniendo en cuenta la actuación de Tortoló, un periodista norteamericano enviado a La Habana en ocasión del regreso de los cubanos, llegó a preguntarle si no esperaba un ascenso a general por intentar una respuesta en condiciones tan desproporcionadas. El periodista estaba perdido en su noble inocencia. Raúl Castro, en un vídeo para militantes del partido único, diría: “Tortoló debió pegarse un tiro”.

      En el oscuro proceso de desviar la culpas y hacer pagar la desobediencia, se transformaría a Tortoló en un cobarde, y las pruebas de esa cobardía no podían faltar. La maquinaria propagandística del régimen le enfiló sus cañones. Tal maquinaria influyó también, desgraciadamente, sobre buena parte de la población, a la cual se le describió Granada como una defensa del territorio nacional, el honor cubano y, desde luego, el internacionalismo socialista, mientras
      escarbaba en los más hondos sentimientos patrios y humanos.

      Los hechos se distorsionaron, se inventaron posibilidades de mayor resistencia, se buscaron testigos propicios y se divulgaron –oralmente, por la prensa y en vídeos para militantes– anécdotas degradantes hasta ahora no comprobadas por ningún ojo imparcial. Uno de los testimonios que más conmovió a la opinión nacional fue el de un caballero que dijo a la prensa –desde una silla de ruedas– estar al lado de Tortoló cuando algo explotó, pero que luego del
      estallido ya el oficial no estaba para ayudarlo. ¿Cómo es posible que la explosión no afectara también a Tortoló si realmente se encontraba allí?

      Corrió por esos días en La Habana que una de las equivocaciones de Tortoló fue no colocar un obstáculo en la pista del aeropuerto, lo cual supuestamente impediría el aterrizaje de la aviación norteamericana. Se le “olvidó” informar al régimen que hacia ese lugar el Pentágono destinó sobre todo helicópteros artillados, capaces de aterrizar –si era necesario– en pocos metros de tierra. Quien haya presenciado la intensidad destructora de estos pájaros de fuego
      tendrá una idea de lo que se echó sobre los constructores. Un autor aduce que las balas de los fusiles rebotaban sobre las sólidas estructuras.

      Como una acción pusilánime se divulgó el hecho de que Tortoló fuera a protegerse, luego de burlar el cerco y otras peripecias, en la embajada soviética. Retirarse de un combate perdido es la más vieja ley de la guerra, y en Granada una retirada colectiva era impensable. Políticos y militares norteamericanos ya habían advertido que su objetivo no eran los cubanos. Si existieron, fueron incluso pocas las humillaciones que recibieron como prisioneros, al punto que Castro no pudo hacer al respecto su propaganda. El coronel, en fin, no dejó a sus hombres en manos de asesinos ni mucho menos. Había un compromiso
      que se cumplió.

      Valdría dar otra vuelta a las páginas de la historia. ¿Qué hicieron Castro y otros luego del ataque al Moncada, sino huir, postura además muy lógica? ¿Y qué hicieron los revolucionarios después de ser sorprendidos en Alegría de Pío, sino huir de manera tan desordenada que perdieron contacto entre ellos por muchos días? Chanez de Armas recuerda que se dirigió al lugar donde se dijo debía estar el Estado Mayor durante este combate, y no halló allí a jefe alguno que le diera orientaciones. Y nadie duda hoy del arrojo de varios de los que optaron por salvar sus vidas.

      La vergüenza, acaso la humillación más visceral que puedan sufrir un militar y su familia, la soportó Tortoló, cuyo valor personal fue sin duda la primera característica que analizó Castro cuando lo puso como responsable del plan. Y un militar valiente no lo es hasta que no evidencia, reiteradamente, esa valentía.
      Degradado y moralmente destruido, fue al cabo enviado a Angola. El autor de estas líneas escuchó en el país africano, más de una vez, que Tortoló pedía las misiones más arriesgadas o planeaba y proponía, para ejecutarlas, acciones casi imposibles, para las que no se ofrecían ni los militares más curtidos. Con uno de los jefes de la Agrupación de Tropas del Sur –fuerzas cubanas conocidas como ATS– pude convencerme de que era verdad. Este alto oficial me confesó que Tortoló lo que quería era que lo mataran, que su única ansia era morirse.

      La vida de cada hombre, sin embargo, oculta siempre sus caminos finales. También salió, aunque enfermo, de la guerra en Angola. Pocos saben que ha sido de Tortoló, que desde hace bastante tiempo se dice que dejó de ser un subordinado ideológico del régimen. Pero en cualquier lugar de Cuba en que se encuentre debe ser respetado por lo que hizo –desobedecer– para salvar muchas vidas de cubanos en Granada.

    8. coa
      mayo 30th, 2008 at 15:36

      parece que isabela y el sogolosondo pertenecen al mismo sector de policia , y los tienen a los dos escribiendo todas las estupideses que ponen , pero bueno hay que tenerles lastimas a estos HP, en fin estan luchando el modulito que le da la dictadura, creanme ,se venden por dos jabones y un litro de aceite.

    9. Soplin
      mayo 29th, 2008 at 12:40

      Los Prisioneros de Guantamano Base. Cuantos cientos de presos no hay y hubieron en Cuba que hubieran querido que los forzaran a comer comida limpia, en platos limpios, con cubiertos limpios plasticos y vivir en celdas pintadas y limpias. O es que quieren seguir teniendo que comer con los dedos sucios como hacen en sus paises? A lo mejor demandan por “tortura” al gobierno americano, por romper con la tradicion mahometana y violar su cultura, al darles cubiertos plasticos para comer! Que no se quejen tanto los detenidos de Al-Quaeda alla en Guantanamo! Por que no piden ir a una carcel de Castro y compartir las penurias de los presos politicos, pacificos y opositores de conciencia? En su vida estuvieron viviendo en un lugar mejor y mas limpio que ese, donde hasta se pueden banar con agua potable, y no con nubes de polvo de los desiertos de Afghanistan e Iraq, cambiar de ropa y quitarse las pestes que traian arriba cuando llegaron alli! A.H. (S.O.P.L.I.N.) Sociedad de Opositores Por La Independencia Nacional +Ramoncito Lamadrid+ (Asesinado en Cuba en Enero de 1966 a la Edad de 18 Anos)

    10. Caronte
      mayo 24th, 2008 at 09:55

      LAS DESIERTAS ABARCAS

      Por el cinco de enero,
      cada enero ponía
      mi calzado cabrero
      a la ventana fría.

      Y encontraba los días
      que derriban las puertas,
      mis abarcas vacías,
      mis abarcas desiertas.

      Nunca tuve zapatos,
      ni trajes, ni palabras:
      siempre tuve regatos,
      siempre penas y cabras.

      Me vistió la pobreza,
      me lamió el cuerpo el río
      y del pie a la cabeza
      pasto fui del rocío.

      Por el cinco de enero,
      para el seis, yo quería
      que fuera el mundo entero
      una juguetería.

      Y al andar la alborada
      removiendo las huertas,
      mis abarcas sin nada,
      mis abarcas desiertas.

      Ningún rey coronado
      tuvo pie, tuvo gana
      para ver el calzado
      de mi pobre ventana.

      Toda gente de trono,
      toda gente de botas
      se rió con encono
      de mis abarcas rotas.

      Rabié de llanto, hasta
      cubrir de sal mi piel,
      por un mundo de pasta
      y unos hombres de miel

      Por el cinco de enero
      de la majada mía
      mi calzado cabrero
      a la escarcha salía.

      Y hacia el seis, mis miradas
      hallaban en sus puertas
      mis abarcas heladas,
      mis abarcas desiertas.

      Miguel Hernández Gilabert, honra y prez de la poesía de España, “asesinado” en las mazmorras del franquismo a los 31 años

    11. Caronte
      mayo 22nd, 2008 at 16:20

      AVISO A NAVEGANTES, TODOS AQUELLOS QUE TENGAN ACCESO A ESTE FORO, Y QUE NO ACOMPAÑEN EN EL LLANTO A LOS HUIDOS DE CUBA EN SU DORADO EXILIO, PUEDEN RETIRARSE POR EL FORO, NO HAGÁIS EL JUEGO A UNA PÁGINA, VICIADA, PARCIAL Y LLENA DE ODIO, ESTO ES SENCILLAMENTE UN FRAUDE, SALIDO DE LAS MANOS DE LOS HEREDEROS DE MÁS CANOSA, CÉLEBRE POR SUS HAZAÑAS.
      DEJO EL CAMINO EXPEDITO, PUEDEN ESCRIBIR LIBREMENTE, DE LA FALTA DE LIBERTAD QUE NOS CONCEDEN A LOS QUE NO COMULGAN CON SU CREDO, PERO POR LOS MEDIOS QUE TENGO A MI DISPOSICIÓN, DENUNCIARÉ LA CALAÑA DE ESTE FORO.
      AU REVOIR

    12. Isabella
      mayo 20th, 2008 at 18:39

      Ronald: én absoluto sos bruto, no tenés ninguna obligación de manejar términos médicos. Sólo que este patético nido mamarrachesco “quiso” agredirme con terminología médica pero BUSCADA EN DICCIONARIO COMÚN y yo le respondí con terminología médica EN SERIO (y con conocimiento), que le cabe como anillo al dedo.DORLAND es un autor de diccionario médico.

    13. Caronte
      mayo 20th, 2008 at 13:33

      La bahia de los Cochinos, como muy bien su nombre indica, fué el vergonzoso destino de los gringos y sus secuaces, estos defensores de la “civilización occidental” no escarmienta, sin encomendarse a Dios ni al diablo, metieron el casco en el Vietnan y fueron arrojados al estercolero de la historia, ahora los tenemos en el Irak, de donde saldrán con las manos en las posaderas, no contentos con esta escandalosa guerra, fraguada en la mente de un imbécil, tienen la mecha preparada para prender fueron al Irán, esperemos que nuevamente vayan a los albañales, el destino que merecen

      La política general de Kennedy con respecto a los países situados más allá del río Grande nada tiene que ver con sus sentimientos y deseos respecto a Cuba, donde Fidel Castro, según autorizadas voces de escritores y políticos estadounidenses, “había traicionado la revolución cubana” al instaurar en el país un régimen comunista. Kennedy se siente molesto ante la proximidad de un sistema político que abomina y que considera un peligro para su país y para el resto de América Latina. [...] no es de extrañar que, cuando el 27 de noviembre de 1960, la CIA, durante una reunión en Palm Beach, le plantea por primera vez un plan para la desestabilización del régimen castrista que cuenta con el visto bueno de Eisenhower, Kennedy descubra la posibilidad de ver cumplidas sus más secretas esperanzas y anhelos, y deje que el plan siga su curso. En apariencia, se trata de un golpe seguro, que puede reportarle una gran victoria política con un coste mínimo. Durante los primeros meses de su gobierno, la CIA, autora del plan, se lo recomienda con entusiasmo y le anima a llevarlo a cabo sin tardanza, antes de que los soviéticos ayuden a Castro a reforzar su potencia militar. Kennedy no oculta que le agrada la idea de derrocar a Castro, pero su instinto político le hace abrigar al mismo tiempo serias dudas sobre el proyecto. Tras sucesivas reuniones con la CIA y con el Alto Estado Mayor combinado, el presidente llega a pensar que “hay posibilidades muy serias” de alcanzar la victoria. En estos contactos, se va perfilando el plan definitivo. Kennedy desea ante todo que la intervención estadounidense se reduzca al mínimo imprescindible y que permanezca en secreto. Por este motivo, se desestima el desembarco en la bahía de Trinidad, propuesto por los jefes militares en un primer borrador del plan, por ser un lugar demasiado vistoso. Como alternativa, la CIA elige la zona de Cuba denominada bahía de Cochinos. Con todo, el presidente sigue posponiendo la fecha y discutiendo los detalles, tanto más cuanto que algunos de sus más estrechos colaboradores, como Schlesinger y Rusk, se muestran claramente contrarios al plan. Conforme transcurre el tiempo, la impaciencia de Richard Bissell, el hombre clave del proyecto, va en aumento, hasta que acaba por poner a Kennedy contra las cuerdas: “No puede dejar para mañana este asunto. Puede cancelarlo, en cuyo caso se plantea otro problema. ¿Qué hacemos con los mil quinientos hombres? ¿Los soltamos en Central Park a que se desmadren, o qué? Este era el principal problema que había heredado Kennedy: una brigada de cubanos en el exilio que llevaba meses siendo entrenada por miembros de la CIA en campos secretos de Guatemala y que estaba impaciente por entrar en acción. Es posible que la existencia de esta brigada, así como dar a la opinión pública una sensación de debilidad al no llevar adelante un plan aprobado ya por Eisenhower, fueran los dos factores que lo forzaron en el último extremo a no anular el proyecto. Antes de aprobar definitivamente el plan, Kennedy insiste en que no habrá, en ningún caso, participación abierta de las fuerzas armadas de Estados Unidos. Será, en último extremo, esta decisión la que conduzca a la peor derrota de la carrera política del presidente, pero cabe pensar que de haber actuado de otro modo el desastre podría haber sido aún mayor, al verse obligado Estados Unidos a una intervención abierta en Cuba, que lo hubiera colocado en una delicada posición ante Moscú y ante toda la opinión pública mundial. En una conferencia de prensa celebrada el 12 de abril de 1961, pocos días antes del desembarco, la postura de Kennedy no ofrece lugar a dudas: “No habrá, bajo ningún pretexto, ninguna clase de intervención en Cuba por parte de las fuerzas armadas de Estados Unidos, y este gobierno hará cuanto esté en su mano, y me parece que está en condiciones de hacer frente a sus responsabilidades, para asegurarse de que no se mezclen ciudadanos americanos en acciones desarrolladas en territorio de Cuba… el problema básico no es un feudo entre Estados Unidos y Cuba, sino entre los propios cubanos. Y me propongo atenerme a este principio… la actitud al respecto de mi Administración es compartida y entendida así por los exiliados anticastristas que hay e nuestro suelo”.

    14. ricardo lange
      mayo 19th, 2008 at 15:13

      5444 Nido de Aguila. dijo:
      Mayo 14, 2008 , 13:19

      Haciendo un analices histórico, en vista a los pequeños cambios que se observan en el panorama político Cubano. Con la esperanza de que se supere el descarrilamiento político y económico, que ha perdurado por 48 años. Llegamos a las conclusiones lógicas, para que la Nación Cubana, tenga un aterrizaje blando hacia una Democracia representativa, y que no ocurra desorden y caos con consecuencias trágicas. ……………

      ————–
      Muy buen planteamiento. Te felicito. Ese es el camino más sensato.

    15. Ronald
      mayo 18th, 2008 at 19:06

      A Isabelita le escribo, para preguntarle a ella, que fue lo que dijo, pues en realida no entendi nada, sere yo muy bruto o acaso ella muy letreada.

    16. Ronald
      mayo 18th, 2008 at 19:06

      A Isabelita le escribo, para preguntarle a ella, que fue lo que dijo, pues en realida no entendi nada, sere yo muy bruto o acaso ella muy letreada.

    17. aquilez
      mayo 16th, 2008 at 20:50

      hola a todos lo presente, deberian por este medio iformal a yoany para asi ella informe a su arededor sobre lo que pasa alla y a fuera, el pueblo de cuba le ase falta la noticias del mundo, no las que ellos dan tan mal editada .llenas de mentira porque eso es lo que es el gobierno una falsa mafia, que tiene un bloqueo con el pueblo total viven abase de la mentira que pena que estan lejos de dios cuentas pendietes estan dejando

    18. rafael salamanca
      mayo 16th, 2008 at 20:23

      Cosas que pasan…oi hace poco de la existencia de este blog en pleno mar..cerca de Cuba…
      Hoy
      Cuando lo veo por primera vez…antes de leerlo hago el comentario…me parece cumbre…siento emocion…y ansiedad!
      Mi curiosisdad pregunta…como sera..
      Gracias por cambiar la vida!
      Rafael Salamnca

    19. Isabella
      mayo 16th, 2008 at 19:08

      NIDO DE RATONES: DEJÁ LA TERMINOLOGÍA MÉDICA, ADEMÁS, PARA DORLAND. YO SÍ TE PUEDO DECIR CON CONOCIMIENTOS MÁS QUE SOBRADOS (….) QUE TUS CONEXIONES INTERSINÁPTICAS ESTÁN “CHAMUSCADAS” POR UN EXCESO DE ACETILCOLINESTERASA. CUANDO TENGAS TIEMPO Y NO ESTÉS ACÁ HACIENDO PROSELITISMO BARATO, HACETE UN DOSAJE DE NEUROTRANSMISORES PORQUE ES HARTO ELOCUENTE QUE LOS TENÉS BASTANTE “ENQUILOMBADOS”, JAJAJAAA!!

      GUSANITOS DE MIAMI: ¡UNÍOS PARA CELEBRAR EL BELLÍSIMO MURO QUE DIOS “MESÍAS” BUSH HA ERIGIDO PARA LIBERAROS DE LA HORDA DE MEXICANOS QUE ASOLARÁ VUESTRAS HELADERAS, ALACENAS Y PARA SACAROS LOS HONRADOS TRABAJOS WAL-MARTIANOS QUE BUSH PADRE TODOPODEROSO SUPO CONSEGUIROS!

    20. Isabella
      mayo 16th, 2008 at 18:16

      MIRÁ QUÉ OBTUSO QUE SOS (ASÍ HABLAMOS NOSOTROS, IG-NO-RAN-TE).
      EN CUANTO A MI BOCA CONFIESO QUE “DEBO HIGIENIZARLA” LUEGO DE QUE, “METAFÓRICAMENTE” HABLANDO, TE “HAGO EL HONOR” DE DIRIGIRTE LA PALABRA”. ¿OFENDERTE? NO, PEQUEÑITO PROTOZOARIO. VOS, SÍ, V-O-S TE OFENDÉS SOLO CUANDO TE POSICIONÁS COMO LO QUE ELEGÍS SER: UNA “COLA DE LEON”.¿ÄSI QUE TODO EL QUE TE “RETRUCA” COMO DECIMOS NOSOTROS ES COMUNISTA?¡AAJAJJAAAA!!! “INFILTRADA”,,¡MÁS RISA!! ¿NO ES QUE ESTE BLOG ES “DEMOCRÁTICO” E “INTERNACIONAL”???¡¡JAJAJAAA!!¿VENTILAR?¿VOS LE LLAMÁS VENTILAR A TU DESCARADA PROPAGANDA PRO YANKI?¡¡AAJAJAAAA!!!
      Y PARA FINALIZAR PORQUE, COMO DICE ALBERTO “NO VALE LA PENA” DIRIGIRSE A ALCORNOQUES (ESTO ES MÍO), RELEÉ MEJOR Y ESCRIBÍ EN CONSECUENCIA PORQUE EL ERROR ERA ACERCA DE UNA ZETA QUE LA PUSISTE “DESDE TU DUDOSA SABIDURÍA” DONDE NO CORRESPONDÍA. ¿CUCARACHA? PUES SI ELEGISTE SERLO…NO ES MI CULPA. COMO DICE UN AMIGO MÍO: “ZAPALLO DA ZAPALLITOS”.¡¡ARRIVEDERCI!! ¡¡SEGUÍ PREDICANDO EN EL DESIERTO Y EN BUEN PORTEÑO: “ANDÁ A CANTARLE A SERRUCHO QUE TE LO CREE PERO NO MUCHO”, JAJAJAA!!!! CO-LA DE LE-ÓN/CO-LA DE LE-ÓN/CO-LA DE LE-ÓN.

    Pages: [57] 56 55 54 53 52 51 50 49 48 471 » Mostrar todos