Vine y me quedé

Generación Y es un Blog inspirado en gente como yo, con nombres que comienzan o contienen una "i griega". Nacidos en la Cuba de los años 70s y los 80s, marcados por las escuelas al campo, los muñequitos rusos, las salidas ilegales y la frustración. Así que invito especialmente a Yanisleidi, Yoandri, Yusimí, Yuniesky y otros que arrastran sus "i griegas" a que me lean y me escriban.

Vine y me quedé

    1_25.jpg

Por estos días hace tres años que hice mis maletas en Zürich y junto a mi hijo –por aquel entonces de 8 años- decidí regresar a quedarme en mi país. Hasta ahí puede parecer una simple historia del regreso de un emigrante a su terruño, sino fuera por el detalle de que ambos teníamos salida definitiva. No voy a explicar lo que encierra ese retorcido concepto que empieza a cumplirse una vez pasados los 11 meses de estancia en el exterior, pues todos –los de adentro y los de afuera- lo conocemos muy bien.

Una vez tomada la decisión de virar pá la isla, compramos boletos de ida y vuelta, enviamos nuestros pasaportes al consulado en Berna, para que nos colocaran el recién estrenado sellito de la habilitación del pasaporte, y tomamos el avión con escala en París. En el aeropuerto cubano las consabidas preguntas del motivo del viaje, a las que mi hijo y yo contestamos con el aprendido guión de “venimos por dos semanas a visitar a la familia”. En los escasos 20 kilos de cada equipaje venían todas nuestras pertenencias personales, cuidando que ninguna delatara que se trataba de un viaje sin retorno.

Pasaron las dos semanas incluidas en el boleto y de seguro nuestros nombres resonaron en los altavoces del aeropuerto José Martí, sin que llegáramos a ocupar nunca los asientos comprados. Comenzó entonces la búsqueda de información, para conocer los riesgos y posibles resultados del “arrebato de quedarnos”. A todo el que le preguntaba si sabía de algún otro caso que me pudiera servir de guía para actuar, abría los ojos y me decía “tú estás loca”. Pues sí, de una locura inusual, poco vista, raramente documentada… pero delirio al fin.

Mis amigos creyeron que les hacía un chiste, mi mamá se negó a aceptar que ya su hija no vivía en la Suiza de la leche y el chocolate, y mis vecinos creyeron que regresaba de Mata Hari desde Europa. La clave me la dio alguien con quien me topé: “Lo único que tienes que hacer es romper tu pasaporte, sin pasaporte no pueden montarte obligada en el avión”. Con ese acto pude experimentar por unos meses lo que es estar indocumentado en el propio país.

Justo el 12 de agosto de 2004 me presenté en inmigración provincial para anunciar “Soy yo, aunque no tengo documentos que lo prueben y he venido a quedarme”. Tremenda sorpresa cuando me dijeron, pide el último en la cola de los “que regresan” y dile a la teniente Sarahí que te de el modelo para solicitar el carné de identidad. Así que encontré, de pronto, otros “locos” como yo, cada uno con su truculenta historia de retorno. Un señor que regresaba de España con su esposa e hija, después de cinco años de vivir allá, me dijo: “No te preocupes, van a tratar de forzarte a irte pero tienes que negarte. Lo más grave es que tengas que estar dos semanas detenida, pero la cárcel es aquí mismo y los colchones están de lo más buenos “. Respiré aliviada… al menos lo de dormir estaba garantizado.

Me hicieron un expediente de “quedada”, me advirtieron que “nunca más volvería a salir del país” y me aclararon que iban a ser condescendientes porque había un niño de por medio. No llegué a probar los famosos colchones, pues no podían incluir al menor de edad junto conmigo y tampoco dejarlo en la calle. La clave, para que todo “caminara” más rápido la daba el hecho de que nunca había tenido propiedades -que hubieran sido confiscadas con mi salida- (¿quién de la “Generación Y” tiene alguna propiedad en Cuba?) y que además contaba con la posibilidad de ser nuevamente acogida en el núcleo familiar de donde me había ido. Cada semana debía presentarme en Inmigración para un control de rutina, así hasta que en octubre del mismo 2004, nos expidieron otra vez nuevos documentos de identidad. La cuota del racionamiento la tuvimos de vuelta a mediados de diciembre… ya todo estaba otra vez como antes.

No quiero con esta historia explicar lo que muchos todavía siguen calificando como un acto insensato, sino decirle a aquellos que alguna vez lo han pensado hacer, que es posible. No es tan irrealizable ni tan inusual como los enmarañados decretos y leyes migratorios quieren hacernos creer. Durante meses –desde Zürich- navegué en Internet a la búsqueda de un testimonio que me dijera: “se puede”, sólo encontré palabras de extrañeza, suspicacia y negativa. Así que pensando en otros dementes como yo que están barajando la idea de arremeter y quedarse he escrito esta “crónica de un regreso”.

Licenciada en Filología, periodista por vocación e informática por pasión, trato de narrar la realidad de Cuba en este blog. Vivo en La Habana y espero que un día la libertad y el respeto a los derechos humanos se instalen definitivamente en nuestra Isla.

Facebook Twitter LinkedIn Flickr YouTube Vimeo Skype Xing 

Generación Y
Escrito por: Yoani Sánchez
Normas para comentar:
  • Este es un espacio para debatir con respeto y civilidad sobre Cuba.Por esa razón, serán borrados los comentarios que contengan injurias a cualquier persona, incitación o apología de la violencia, así como aquellos comentarios que desvíen el debate hacia discusiones sobre política interna de otros países. Por tratarse de un fraude, se excluirá los comentaristas que usurpen la personalidad de otros.
  • Para evitar la invasión de spam en los comentarios, aquellos textos que contengan más de dos enlaces pasarán a moderación hasta tanto se verifiquen las páginas web recomendadas en él.
  • Los filtros de Wordpress borrarán automáticamente todos aquellos comentarios que contengan palabras obscenas o textos repetidos. No se podrán publicar comentarios que no usen el alfabeto latino.
  • Si se quieren agregar largos documentos para apoyar un comentario, lo mejor será escribir solamente el enlace a la página web donde se puede leer el texto del mismo.
  • Se recomienda enfáticamente no incluir comentarios escritos todos en mayúsculas, pues se considerará como un grito o un alarido.
  • No se aceptarán como nicks nombres de personalidades conocidas o deformaciones vulgares de estos nombres, nicks de connotación sexual o con palabras vulgares. Asimismo, se ruega elegir gravatars que no ofendan las buenas costumbres o las creencias religiosas de otros participantes. Los moderadores podrán borrar los nicks o gravatars que no se ajusten a estas reglas.
  • Comentar

    Puede usar estas etiquetas HTML

    <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

    10 comments to Vine y me quedé

    1. maria
      mayo 13th, 2008 at 21:23

      No entiendo tu regreso.
      Conozco muchas personas quienes han huído de Venezuela por este socialismo a la cubana que se quiere implantar por acá en contra de la mayoría (recordar último referendum); y nadie piensa regresar.
      Particularmente quiero sacar a mis hijos de Venezuela.
      Por eso no entiendo para qué regresaste.
      ¿Porqué no le diste un mejor futuro a tu hijo?

    2. chloe
      mayo 13th, 2008 at 01:58

      hola yoani,espero que estes bien y aunque ya te habia contado algo parecido en otra historia tuya ,sin conocer esta he pensado muchas veces las mismas cosas que Keyko Aguila ,…solo que tendre que esperar que mi hija francesa vuele de sus propias alas tambien como lo hice yo y luego regresare …un bissous

    3. miguel
      mayo 8th, 2008 at 20:40

      yoani
      apenas en estos dias acabo de saber de tu existencia y de tu blog, me lo estoy bebiendo a buches grandes porque no se me quita la sed completamente, vivo en miami hace 7 anos y como tu tambien ostento un titulo que esta en alguna pared no muy vista de la casa de mi abuela en el sur de la florida, para nada me sirvio aqui, al menos hasta ahora, y a veces tambien me cuestiono el hecho de si valio la pena el destierro fisico, pues mi espiritu sigue en cuba, pero yo como muchos de tu generacion , tambien nos cansamos de propuestas ficticias y el entorno tedioso que amarraba las alas y nos mantenia arrastrando el mismo yugo y decidimos por diferentes razones, unas mas objetivas que otras , salir huyendo de la realidad, como si fuera tan facil desprenderse de uno mismo, pero aqui estoy, y no creo que tenga retorno, ahora solo ansio experimentar una o tra vez la huida, a diferentes sitios, para asi creerme que me estoy acercando a mis metas cuando lo que hago es alejarme aun mas de mi mismo ….pero a veces el orgullo puede mas…admiro tu valentia y tu perspicacia…y espero tambien que los reencuentros no se posterguen por mucho tiempo…

    4. rfdez
      abril 3rd, 2008 at 10:43

      Aunque no es mi caso… Estoy en España, y estoy felíz… Me parece muy valiente tu desición… Y sobre todo ha sido extremadamente positivo que hayas vuelto… No solo porque lo decidistes en libertad… si no también por la labor que desarrollas ahora… Tu Blog es un testimonio vivo de lo que viven los cubanos hoy… Porque cuentas las cosas como son, sin exageraciones ni demagogias… Un saludo… y me encanta como escribes.

      ¿Para cuando un libro?… Saludos.

    5. Keyko Águila
      marzo 28th, 2008 at 16:03

      Hola Yoani:

      Como te dije hace unos días en un email, descubrí hace poco tu blog y ahora me lo estoy leyendo como si fuera un libro. Estoy en este capítulo de tu regreso a Cuba y después de leer los otros comentarios, ya no tengo curiosidad por saber tus motivos para regresar.
      Yo vivo en Alemania hace cuatro anos y soy feliz porque trabajo en lo que me gusta, vivo con quien me gusta y me he construido un entorno, también a mi gusto. Lo único que no he podido rehacer son los rayos cubanos, ni sus noches playeras. Nada, que me despierto cada día sin amanecer del todo y por eso a veces sueno, desde mi realidad, con el regreso. De Cuba me falta mi gente, esa insustituible de la sangre que llevo y me hace “ser”- por muy buenos que sean los nuevos amigos que conforman mi entorno, mis padres y la mayoría de mis edades no están sino en Cuba y la única forma de tenerlos a la mano es regresando.
      Así es que alguna vez lo haré, volveré a casa con mi esposo alemán- otro loco que está de acuerdo en solicitar residencia allá y parquear para siempre el carro. Alguna vez seguiré tus pasos sin salida. Y no estoy esperando que Cuba cambie ni estoy soportando lo insoportable. Estoy simplemente transitando por una etapa llena de cosas nuevas, impostergables, visitando los museos que antes leí, hojeé, contemplé desde una distancia imposible. Luego, cuando me canse de estos pasos y ya no pueda más porque se me hayan acabado los motivos, iré a balancearme en un sillón en el portal, a mecer al nino que tendré y a abrazar a los míos sin despedidas. Abrazarlos simplemente, porque sí.

    6. P.T.
      marzo 26th, 2008 at 18:26

      Que lastima que no nos conocimos antes. Vivo en Suiza y soy cubano. Ya antes de salir de Cuba siempre me dije que era posible regresar cuando quisiese. Podrás salir del país cuando quieras nuevamente(inténtalo).
      En mi caso he pensado en regresar muchas veces. El hecho de poderlo hacer cuando quiera me ayuda a seguir adelante y AQUI.
      Gruetzi aus der Schweiz.

      P.T.

    7. siento un bombo...
      febrero 20th, 2008 at 13:15

      por qué regresaste?…soledad, nostalgia, añoranza, caras raras, gente triste y enfadada con el resto de la humanidad sin saber por qué?, políticos igual de corruptos, y muchos días grises…..no hace falta que expliques nada….hace 14 años no hay soles en mi mapa del tiempo, tengo un mar que no huele a nada, sal que no sala, azúcar que no endulza y tristeza en mi corazón…..he podidio cambiar todo eso por ser libre…cuando viajo y por fortuna ha sido muy frecuente y a lugares insospechados…..le hago un guiño a mi alma…
      eres muy valiente…y graciosa la generación Y fue sencillamente divina

    8. miguel
      febrero 11th, 2008 at 05:15

      pareces muy fuerte y decidida,Estamos en 2008 Cuentanos mas

    9. Cubano-Americano
      febrero 5th, 2008 at 18:57

      Estimada amiga quisera saber el motivo por lo cual decidiste regresar a Cuba.

      TODOS SOMOS HERMANOS!!!

    10. Virginia
      enero 10th, 2008 at 23:06

      gracias por la informacion. se la reenvie a mi papa quien vive en las afueras de cuba (me suena mas lindoy preciso qeu “fuera de cuba”) quien tiene en planes regresar. Gracias!